¿Cómo superar los conflictos entre suegra y nuera?

¿Cómo te llevás con tu suegra? ¿Pensás que la relación podría mejorar? En esta nota te damos unos buenos consejos para que pongas en práctica.

17 JUL 2017 · Lectura: min.
¿Cómo superar los conflictos entre suegra y nuera?

¿Cómo te llevás con tu suegra? Históricamente el vínculo entre nuera y suegra tuvo mala prensa. Llevarse bien supone un esfuerzo que no muchos están dispuestos a hacer. Pero, la pregunta es ¿por qué este vínculo tan tenso entre ambas? ¿hay alguna manera de mejorar la relación?

En el campo de la psicología se ha investigado mucho esta relación entre suegras y nueras. Después de 20 años, la Doctora Terri Apter concluyó que más del 60% de las mujeres consideran que su relación con la madre de su pareja es hostil y difícil. Por su parte, el 55% de las suegras piensa que la relación con su nuera es al menos incómoda. Analicemos un poco las causas que motivan esta discordia.

¿Por qué se da esa relación tóxica entre suegras y nueras?

Frases célebres como "se mete en todo y me hace sentir que no soy lo suficientemente buena" o "no deja de decirme que cocino mal" se escuchan una y otra vez en cualquier familia. Aunque las madres quieren lo mejor para sus hijos, resulta más que difícil mostrarse comprensivas ante este tipo de juicios y otros comportamientos que motivan los conflictos. Todo tiene que ver con ese sentimiento mutuo de estar invadiendo el territorio del otro.

El instinto maternal de la suegra hace que a menudo se sienta incapaz de compartir con otra persona el hijo al que lleva 20 años criando y siente que alguien está intentando ocupar su lugar. Ocurre también que algunas de ellas viven con una idea preconcebida de la nuera que quieren tener. Al no cumplirse las expectativas, se desencadena un sentimiento negativo, casi involuntario, y se consideran las decisiones de la mujer de su hijo como actos de rebeldía.

Las nueras, por su parte, son conscientes de lo fuerte que puede ser el vínculo entre madre e hijo y tienen miedo de no ser capaces de mantener nunca una relación igual de sólida. La presión les genera inconscientemente rechazo, inseguridad y temor.

¿Qué consecuencias trae una mala relación?

Cuando ninguna de las dos quiere aceptar el reconocimiento y respeto de la otra, el conflicto ni nuera ni suegra quieren aceptar que ambas necesitan reconocimiento y respeto mutuo, el conflicto puede agravarse, incluso derivando en enfermedades que necesitan tratamiento psicológico, tales como la depresión o la histeria. La mala relación acaba resultando en una guerra sin ganadores.

5 consejos para mejorar el vínculo con la suegra

  • Ponete en sus zapatos: Pensá que algún día vos también vas a tener hijos y que te puede pasar lo mismo. Es normal tener miedo a la soledad, nostalgia y celos por lo que más querés.
  • Evitá la rivalidad: aceptá la experiencia de tu suegra y buscá su orientación para hacerle sentir que la valorás. Asumí que las dos tienen defectos y tratá de mantener la cordialidad, por el bien de tu relación de pareja.
  • No compares: No dejes que la relación con tus padres sea el único espejo en el que mirarte, el trato es muy diferente y comparar no hace que las cosas cambien.
  • Elegí bien las palabras que usás: Si te molestan o te duelen las actitudes de tu suegra, no dejes que la pelota se haga más grande ni tampoco se lo recrimines a tu pareja. Hablá con ella en buenos términos, decile que valorás mucho sus consejos y su compromiso pero que tenés tu derecho a tomar decisiones propias.
  • No faltes nunca al respeto: Aunque la relación sea muy tensa, nunca cruces la barrera del respeto; es la madre de tu pareja y sus vidas van a estar ligadas siempre, te guste o no.

5 consejos para ser una buena suegra

  • Aceptá que tu hijo creció y ya no es más tu bebé: Él ya toma sus propias decisiones y tiene derecho a elegir con quien quiere estar y cómo quiere que sea la convivencia con esa persona.
  • No te imponga ni impongas tus normas: Vos ya hiciste tu tarea. Ahora le toca a tu hijo y a su pareja, especialmente en lo que tiene que ver con la crianza de tus nietos.
  • No busques cambiar a tu nuera: Seguramente imaginabas a la nuera perfecta pero no cumple tus expectativas. Aceptá que tu nuera tenga su propia personalidad y, aunque no compartas algunas de sus formas de actuar o de pensar, tené en cuenta que son precisamente esas características las que enamoraron a tu hijo.
  • Aceptá que cada una cumple un rol: Desear lo mejor para tu hijo es normal, pero no le busques otra madre. Aprendé a diferenciar entre el amor hacia un hijo y el amor hacia una pareja.
  • Ofrecele tu ayuda, no la impongas: Aunque te resulte difícil de ver, tu nuera valora que seas una mujer más experimentada y aprecia que intentes orientarla. La decisiones que tome quizá no seán las que vos hubieras tomado, pero entendé que no es tu vida sino la suya.

Si necesitás psicólogos especializados en terapia familia, buscalos acá.

Dejá tu comentario
1 Comentarios
  • DOLORES LOBATO GOMEZ

    Intento ser comprensiva, pero si entre ellos hay un problema por error o fallo de un hijo, yo prefiero saberlo por si puedo dar un consejo a mi hijo, intento ser lo más honesta con ella y con mi forma de pensar. Lo que a mí no me gusta es que cualquier problema de pareja lo hable o lo comente con todos sus familiares o amigos, siempre les digo que los problemas entre ellos de puertas para dentro, no me gusta que hablen de un hijo. Sabiendo yo que mi hijo es trabajador y honesto y cumplidor de su casa y familia. No lo veo que la vida de uno se divulgue a los cuatro vientos por eso di mi opinión y ya ella se pone histérica, chilla en mi casa y ya no sé cómo actuar. Además soy ama de casa y atendiéndola en el amor, la confianza y escuchándola y atendiendo a mi nieta y poniendo comidas y sirviendo y ya estoy agotada. No admito tanta crítica y que se divulgue a los cuatro vientos, si yo hiciera lo mismo que pasaría. Gracias y un saludo.