¿Qué es una crisis de identidad?

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

No es un trastorno o desorden mental; pero un psicólogo puede ayudarte a transitarla.

24 ene 2019 · Lectura: min.

Ciertas etapas de nuestra vida como la adolescencia, una separación de pareja, o un hecho trágico inesperado, provocan incertidumbre y confusión.

Las crisis de identidad o “existenciales” surgen en un contexto biográfico de cambios, que pueden tener orígenes internos o externos para la persona. Dependiendo de la actitud que se adopte frente a estos episodios, pueden ser generadores de ansiedad y angustia, o también de oportunidades de evolución y madurez.

La zona donde comúnmente se desatan estos cambios, son aspectos de la vida culturalmente muy valorados como las relaciones con los hijos, la pareja, el trabajo o la salud.

¿Es un trastorno psicológico?

Ciertamente no puede hablarse de un trastorno psicológico. El concepto de crisis de identidad está asociado a ciertas etapas de evolución y madurez,  según especialistas en psicología social y psicoanálisis.  Es un concepto de mayor pregnancia social que académica. De todas maneras, aunque no aparezcan en los manuales de psicología, es una idea útil para que los pacientes puedan verbalizar su situación de crisis y angustia.

¿Quién soy? ¿A dónde voy?

La identidad del sujeto funciona dentro de marcos de referencia más o menos estables. Cuando surgen cambios concretos que modifican positiva o negativamente estos marcos conocidos, es altamente probable que comencemos a cuestionar y replantearnos temas vitales y existenciales.

Introspección, melancolía y ansiedad

La crisis de identidad está marcada por un tiempo de introspección en el que puede perderse el contacto con el exterior por estar atrapado en la melancolía por el pasado o la ansiedad e incertidumbre por el futuro.

Es una crisis episódica que no debe confundirse con la depresión. Esta última es extensa y afecta a la salud psíquica, emocional y física de la persona que la padece, siendo muy difícil salir de ella.

Sin embargo, es necesario no darles demasiada importancia a los pensamientos y sentimientos generados por la crisis de identidad porque si la situación se alarga sí puede derivar en un trastorno mental.

Las crisis de identidad son una circunstancia existencial pasajera pero esto no quiere decir que no se deba hacer nada para superarlas, o que no necesites ayuda profesional.  Un psicólogo/a te ayudará a aclarar el malestar y fortalecer la estabilidad existencial mejorando tu autoconocimiento.

Psicólogos
Escrito por

Mundopsicologos.com.ar

Dejá tu comentario