Reconocé la depresión encubierta

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

La depresión encubierta es difícil de percibir y de diagnosticar. Las personas que la sufren lidian con sus miedos internos de forma que no sea visible para el resto de la gente

27 jun 2018 · Lectura: min.
Quienes la sufren aprenden a modificar su estado anímico de cara al resto del mundo. En ocasiones pueden parecer las personas más felices, aunque por dentro estén sintiéndose devastados.

Te mostramos algunos indicios para que aprendas a reconocerla en caso de que alguien de tu entorno la padezca. Solo es necesario prestar atención y entender que en casos de depresión encubierta, no todo es lo que parece.

1. Aparentan bienestar

La depresión no es solamente un estado de ánimo. Quienes la sufren aprenden a modificar su estado anímico de cara al resto del mundo. En ocasiones pueden parecer las personas más felices, aunque por dentro estén sintiéndose devastados.

2. Tienen sentimientos de abandono

La depresión puede ser una carga para el entorno familiar de quien la padece. Si la persona depresiva muestra sus lados oscuros, sus miedos más íntimos, es probable que incluso alguien muy cercano a ella no soporte la situación y se desentienda del asunto. La persona depresiva suele sentirse abandonada porque en general su entorno no está preparado para sobrellevar y acompañar en el proceso.

3. Inventan historias creíbles

Muchas veces las personas que se deprimen tienen dificultades para llevar una vida normal. Siempre saben qué decir para evadir situaciones y salir airosos, sin que los demás perciban su dolor. Incluso si están tocando fondo podrán esconderlo.

4. Presentan desórdenes del sueño y de la alimentación

Duermen demasiado, o muy poco. También les ocurre esto con la comida. Comen demasiado o no comen. El sueño y la alimentación son elementos determinantes de la salud. Y factores que la mente humana aprende a controlar. La depresión genera falta de control por eso la persona que la padece sufre estos trastornos de manera agobiante.

girl-1098612-1920.jpg

5. Poseen una mentalidad trágica

La depresión invoca un proceso complejo de pensamientos sobre la vida y la muerte. Vivir con la idea de la muerte para un depresivo puede ser desesperante. Buscan ansiosamente respuestas a todas las cuestiones de la vida. Tienen una mentalidad trágica recurrente.

6. Son talentosos y expresivos

La historia del arte y la cultura nos muestran muchas figuras sobresalientes que han padecido serios problemas mentales. La gente que vive con una depresión que los demás no pueden ver, suele expresarse de forma sublime. Conocen lo mejor y lo más oscuro del alma humana, lo pueden interpretar y expresar. Crean la belleza a partir de sus sombras más profundas.

7. Buscan un objetivo

Aunque todos lo buscamos, las personas con depresión siempre necesitan ir por algo más. Es probable que con ello pretendan compensar las debilidades internas. A cada rato cambian de dirección buscando algo que se acerque a la "felicidad verdadera".

8. En algún momento se quiebran para pedir ayuda

Incluso estas personas que saben convivir con la pesada carga de su mente en algún momento pedirán ayuda. Cuando alguien que no esperabas pide desesperadamente ayuda es imposible que pase desapercibido. Cuando eso suceda no mires para otro lado, prestá especial atención porque significa que esa persona que está sufriendo tiende un puente porque no puede serguir sola. Aprovechá esa cercanía para asomarte al alma atormentada de tu ser querido.

9. Buscan amor y aceptación

Como todos nosotros lo hacemos. Quienes padecen depresión encubierta están buscando proteger a los demás de sus propias sombras. Y se protegen ellos mismos del abandono. Buscan proteger todo: sus sueños, su entorno, sus amores, sus amistades, su familia.

Es muy fácil sentirse solo o sola. En general nuestra naturaleza no percibe la depresión. El mundo que habitamos nos enseña desde que nacemos a esconder las cosas desagradables y oscuras. Aquello que nos molesta o nos duele. Pero eso no nos hace bien.

Las personas que sufren depresión encubierta buscan incansablemente ser amados y aceptados. Si percibís que un ser querido está atravesando este padecimiento no le des la espalda. No será fácil prestarle ayuda, lo primero será vencer nuestras propias limitaciones, animarnos a ver lo feo, lo aterrador, lo que hay en el otro o en nosotros mismos, y alejar el miedo de mostrarlo.

Psicólogos
Escrito por

Mundopsicologos.com.ar

Dejá tu comentario