Te explicamos en qué consiste un ataque de pánico

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

El ataque de pánico se manifiesta como una crisis de mucha angustia y ansiedad, donde invaden los pensamientos de terror y el temor de que algo muy grave va a ocurrir.

20 mar 2018 · Lectura: min.
El desencadenante es una situación que se percibe como una amenaza. Luego se experimentan sensaciones corporales que se interpretan como algo realmente terrible ó catastrófico.

Las crisis de pánico se consideran una respuesta agravada frente a un miedo irracional. No se sabe todavía en el SXXI el origen de este trastorno. Estudios varios infieren que determinadas características genéticas tienen un papel importante en el desarrollo de los ataques de pánico. Otras investigaciones sugieren que existen otros factores que podrían ser los precursores de la estas crisis de ansiedad y angustia.

El círculo vicioso de las crisis de pánico ó ansiedad

El desencadenante es una situación interna ó externa al paciente, que se percibe como una amenaza. Luego aparecen el temor y la aprensión, que se experimentan como sensaciones corporales que se interpretan como algo realmente terrible ó catastrófico. Esto desencadena una crisis de pánico. Y de allí otra vez a la amenaza.

¿Cuáles son los síntomas de un ataque de pánico?

Los ataques de pánico o crisis de ansiedad se traducen en la aparición repentina de un miedo o malestar intenso en los que aparecen cuatro o más síntomas: palpitaciones, sudoración, temblores, sensación de asfixia, dolor ó molestias en el tórax, náuseas o malestar abdominal, mareos e inestabilidad, despersonalización, sensación de irrealidad, miedo a volverse loco, miedo a morir, sensación de entumecimiento o de hormigueo, escalofríos ó sensación de calor.

panico.jpg

No son predecibles, se dan repentinamente, por lo que modifican y trastornan la vida social, laboral y familiar de la persona que lo sufre.

Hay personas que se sugestionan con sólo recordar un ataqe de pánico pasado, pudiendo ser ésta la causa de un nueva crisis de ansiedad y angustia. Otras viven su cotidianidad con una excesiva preocupación por sufrir algún ataque en cualquier momento, lo que también les genera un sufrimiento psicológico y emocional permanente. Hay otras que no le dan mucha importancia a estos episodios y llevan una vida normal.

¿Cómo se diagnostica este trastorno?

Lo determina un profesional de la salud, tanto médico como psicólogo, descartando anomalías somáticas que puedan conllevar como resultado un trastorno de ansiedad. Incluso si algún tipo de medicamento o sustancia psicotrópica que la persona consuma pueda ser desencadenante de un ataque de pánico.

Descartadas las causas anteriores, y terminada la revisión médica, es un Psiquiatra ó Psicólogo quien debe evaluar a la persona y determinar si presenta indicadores del diagnóstico de ataque de pánico.

¿Es curable? ¿Cuál es el tratamiento adecuado?

Existen dos tipos de tratamiento para las crisis de ansiedad ó ataques de pánico, pudiendo combinarse ambas:

a) Farmacológico: tratamiento con ansiolíticos y antidepresivos bajo prescripción médica. Únicamente un psiquiatra está autorizado para recetar medicamentos y establecer el período en que se administrará la dosis.

b) Psicoterapia: algunas escuelas como la terapia cognitivo-conductual demuestran gran eficacia en este tipo de casos. El psicólogo determinará un plan de intervención con el paciente donde se le sugiera diferentes formas de afrontar una crisis de pánico. Le facilitará herramientas para minimizar la ansiedad.

La combinación de los dos tratamientos es lo más recomendable. Es bueno también completarlo con clases de yoga y meditación.

maxresdefault.jpg

¿Qué podemos hacer frente a un ataque de ansiedad o pánico?

La persona que lo sufre suele descontrolarse, y en consecuencia asustarse mucho. Aumenta su ritmo cardíaco y se le hace difícil respirar con normalidad. Se genera hiperventilación, aumento de la temperatura y temblor.

Consejos:

  • Pensá en cualquier otra cosa.
  • Ponéte a hacer una actividad ó tu trabajo.
  • No hables de los miedos que te invaden, cambiá el tema de conversación.
  • Practicá cualquier actividad que te permita restarle importancia a los síntomas que estás experimentando.
  • En vez de hiperventilar, respirá más lentamente.
  • Consultá con un profesional de la salud mental si sentís que has sufrido estos trastornos.

¿Cómo enfrentar un ataque de pánico?

En un ataque de pánico el sistema nervioso autónomo se dispara y hay que tranquilizarlo transmitiéndole la sensación de que no hay peligro, que no hay una situación extrema y que lo que sucede no es grave. Cambiando el foco de atención y la importancia que le damos a los síntomas del ataque de pánico, estos disminuyen.

Psicólogos
Escrito por

Mundopsicologos.com.ar

Dejá tu comentario
Comentarios 1
  • Cantin vanesa

    A mí me pasa, tengo miedo al ascensor, no subo porque pienso que no voy a salir. Tengo miedo de eso y de la muerte, por ahi me pongo a pensar si me va a pasar algo y me agarra taquicardia, estoy tomando atenolol y diuret porque tengo principio de arritmia.