Trastornos de ansiedad

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

Los trastornos de ansiedad constituyen un grupo de trastornos más comunes en nuestros tiempos. Es imprescindible realizar una terapia para poder sobrellevarlos.

28 ago 2017 · Lectura: min.

Una de cada 10 personas sufrirá un ataque de pánico en algún momento de su vida. Están considerados como el trastorno psicológico con más preponderancia en la actualidad. Existe variedad de tratamientos y abordajes psicológicos. Desde mi experiencia clínica, el más efectivo, y con el que yo trabajo, tiene que ver con la Terapia cognitiva conductual (TCC).

A través de lo que se conoce como psicoeducación, lo primero que el paciente recibe es información acerca de lo que le está pasando: síntomas, descripción, pronóstico. De esta manera se establece un vínculo con su padecimiento, para hacerlo partícipe activo en su tratamiento.

También se le enseñarán diferentes técnicas para afrontar los episodios de ansiedad y pánico, como técnicas de relajación, de respiración, entre otras.

Una de las cuestiones más significativas tiene que ver con el pensamiento catastrófico, es decir, que el paciente ansioso tiende a anticipar eventos, y estos en su mayoría, son vividos como peligrosos.

A partir de esta situación, comienzan a desencadenarse una serie de síntomas, directamente vinculados con el circuito del miedo. Fisiológicamente estamos preparados evolutivamente para poder afrontar un peligro, pero en el trastorno de pánico el organismo reacciona como si hubiese un peligro real, pero este no está presente.

Se desencadenan la mayor parte de las veces, de manera abrupta, inesperada, y el paciente siente que puede sufrir un infarto, desmayarse o volverse loco. Hay palpitaciones, sudoración, mareos, hiperventilación, y al prestar atención a estos síntomas e interpretarlos como algo negativo o peligroso, se desencadena un círuclo vicioso: más ansiedad, más síntomas...

La buena noticia es que hay tratamiento efectivo para estos padecimientos. Si bien los síntomas son muy molestos y desagradables, no son graves. Estadísticamente, las personas que sufren de estos trastornos, los atraviesan, y una vez que pasan, pueden seguir con su vida normal. Sí hay que tratarlos, para que no resulten un impedimento de llevar una vida plena y feliz.

Acá estoy para ayudarte. Espero tu consulta.

Lic. Silvina Colman

Escrito por

Lic. Silvina Laura Colman

Dejá tu comentario