Un ataque de pánico puede ocurrir sin previo aviso

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

¿Has sentido alguna vez un miedo abrumador e inexplicable? Probablemente te has enfrentado a un ataque de pánico, una experiencia angustiante por la que pasan 3 de cada 10 personas.

6 abr 2018 · Lectura: min.
Puede haber una predisposición genética a los trastornos de ansiedad o la depresión y el detonante puede ser un ataque de pánico.

Según la Organización Mundial de la Salud, 3 de cada 10 personas sufren o han sufrido alguna vez ataques de pánico. Este trastorno se inscribe dentro de la categoría "trastornos de ansiedad" pero, por lo general, se presenta de manera puntual y en situaciones de elevado estrés. Si una persona sufriera varios ataques de pánico en el año o le ocurre con frecuencia, es necesario que visite a un psicólogo para un diagnóstico completo.

¿Qué es un ataque de pánico?

Es un miedo súbito, repentino e inexplicable, que llega sin avisar. El ataque de pánico va más allá del estrés habitual porque sus síntomas son físicos y psicológicos. La persona experimenta taquicardia, dificultad para respirar, terror paralizante, mareo, temblores, sudores y escalofrío en las extremidades. A nivel psicológico, el ataque se manifiesta en una angustia por volverse loco o morir. A diferencia de un ataque de ansiedad, en el que el paciente conoce (o al menos intuye) la causa detonante, el ataque de pánico aparece de la nada, en situaciones cotidianas e incluso ocurre mientras la persona duerme.

¿Un ataque de pánico es peligroso?

Un ataque de pánico no es peligroso, pero sí causa mucha angustia, porque la persona siente que está fuera de control. Cuando ocurren varios ataques en un año (cuatro o más) o un ataque de varias horas, hablamos de un trastorno de pánico que, por lo general, se asocia a fobias, depresión, ansiedad y, en algunos casos, se vincula con consumo de sustancias psicoactivas. Un trastorno de pánico que no se trate a tiempo, puede llevar al paciente a un estado de incomunicación con su entorno y una incapacidad para enfrentarse al mundo real.

Un ataque de pánico ocasional no es motivo de preocupación. El miedo más frecuente que se desarrolla en ese momento es el de sufrir un nuevo ataque. Pero si sufre varios ataques en un mismo año debe buscar ayuda psicológica.

shutterstock-774760519.jpg

¿A qué se debe el ataque de pánico?

Genética: puede haber una predisposición genética a los trastornos de ansiedad o la depresión y el detonante puede ser un ataque de pánico. Según las investigaciones, las mujeres tienen el doble de probabilidades de desarrollar el trastorno que los hombres.

Estrés: la tensión acumulada puede desembocar en un ataque de pánico. Hay una alta prevalencia de ataques en casos de separaciones sentimentales recientes. Los científicos explican que justo cuando las tensiones disminuyen, la predisposición física subyacente se activa y se desencadena un ataque.

Ambos: las causas fisiológicas y psicológicas del ataque de pánico se complementan. Aunque inicialmente los ataques pueden surgir de la nada, es probable que el paciente los active al notar algún síntoma físico.

Aprende más sobre los ataques de pánico

Por ejemplo, si ya ha sufrido un ataque de pánico alguna vez y de pronto experimenta taquicardia al beber café, puede despertar el miedo e interpretarlo como síntoma de un nuevo ataque. En ese caso es la ansiedad la que provoca el ataque. Por este motivo, la terapia correcta para el trastorno de pánico se enfoca tanto en los aspectos físicos, como psicológicos y fisiológicos del trastorno.

¿Puedo llevar una vida normal si he sufrido un ataque de pánico?

Claro que sí. Si después de un ataque, siente miedo incontrolable a sufrir otro, es necesario asistir a terapia para aislar las causas que producen tanto miedo. Existen varias terapias para tratar el tema y son muy efectivos.

Psicólogos
Escrito por

Mundopsicologos.com.ar

Dejá tu comentario
Comentarios 2
  • Geraldine Valeria Rivero Orbe

    Hace algunos años que venía padeciendo todos estos síntomas, fui incluso con el cardiólogo pensando que mi corazón andaba mal; pero de acá a unos pocos meses me detectaron ansiedad generalizada y no saben lo terrible que es lidiar con algo así.

  • Romina rossi

    Mi pánico es al estar rodeada de mucha gente, me falta el aire, siempre trato de estar en lugares abiertos y evitar estar con mucha gente.