Personalidades complejas de la serie Juego de Tronos

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

La última temporada de la serie Juego de Tronos está a punto de terminarse. ¿Cuál es el perfil psicológico de los personajes más relevantes?

15 MAY 2019 · Lectura: min.
Personalidades complejas de la serie Juego de Tronos

Solo falta un capítulo para el final de la última temporada de Juego de Tronos, serie de éxito de HBO basada en la saga Canción de Hielo y de Fuego de G.R.R. Martin. El próximo domingo, lunes de madrugada en Europa, se concluirán diez años de intrigas políticas, crueles y espectaculares asesinatos, bailes de amor y odio, batallas inolvidables y luchas continuas para saber quién será el rey o la reina de Poniente.

Con la ayuda del psiquiatra José Mendoza Velásquez, de la Universidad Nacional Autónoma de México, vamos a tratar de describir algunos de los personajes más emblemáticos de la serie desde el foco de una evaluación de su personalidad, utilizando el DSM-V como manual de diagnóstico de referencia.

Obviamente, esta descripción no puede ser del todo precisa puesto que no conocemos a los personajes personalmente y solo conocemos los elementos de su historia que la serie nos ofrece o sea que no tendremos una certeza absoluta pero vamos a intentar llevar este experimento a cabo de todos modos.

Tyrion Lannister

Es un personaje que ha evolucionado mucho a lo largo de su recorrido por la serie, pasando de ser un vividor borracho a todas horas y cliente fiel de burdeles a ser el consejero o Mano de la Reina Daenerys.

Su madre falleció durante su parto y su condición física le han valido siempre el rechazo de casi todos los que le rodean, incluido su padre. Con este último suele alternar entre dos comportamientos: por un lado trata de conseguir su aprobación pero, por otro lado, actúa de forma totalmente opuesta a los principios de su padre. Al asesinarlo, se libera e inicia su recorrido de crecimiento.

La necesidad extrema de aprobación por parte de los demás y la búsqueda de atención son elementos típicos del trastorno histriónico de la personalidad. Los síntomas de este trastorno son a menudo sintónicos del ego, los sujetos no reconocen que otros puedan percibir su comportamiento como manipulador, excesivo o superficial. Esto conduce a desarrollar dificultades en las relaciones sociales al tener que lidiar con la ira y el mal humor.

Los sujetos con trastorno histriónico son manipuladores, fascinantes, seductores e impulsivos. Expresan sus emociones de forma tan exagerada que tienden a ser atractivas y afectan el aspecto racional de las elecciones.

Si pensamos en el Tyrion de los últimos episodios, se trata de un hombre que intenta obtener la aprobación de su reina en cada momento, pero que continúa tomando decisiones erróneas, que lo llevan a sentir un enorme desaliento ya que es incapaz de convencer a los demás.

Daenerys Targaryen

Es otro de los personajes que más han crecido a lo largo de las ocho temporadas de la serie. Nace como una niña vendida por su hermano, pero de inmediato entiende cómo obtener espacio y poder, logrando conquistar grandes ejércitos y ser querida por sus súbditos. Daenerys, sin embargo, parece manifestar síntomas asociados con el trastorno de personalidad narcisista caracterizado por ideas grandiosas relacionadas con la convicción de que merece un tratamiento especial, de que tiene talentos únicos, brillantes y atractivos.

Las características de un trastorno narcisista son:

  • Fantasías de éxito ilimitado, poder y encanto;
  • Convicción de no ser lo suficientemente apreciado/a;
  • Petición excesiva de admiración por sus propias cualidades;
  • Tendencia a explotar a los demás;
  • Falta de empatía;
  • Sentimientos de desprecio y actitudes arrogantes y presuntuosas.

A pesar de esto, Daenerys ha mostrado empatía en numerosas ocasiones, con los esclavos que ha liberado, con sus asesores y amigo, cuidando de ellos “como una madre”.

Sin embargo, darse cuenta que hay alguien capaz de obtener más aprobación por parte de los demás supone un problema cada vez mayor. Recordemos que su sueño, su único objetivo en la vida, lo que la ha mantenido viva hasta ahora, hacerse con el trono de hierro y ser la Reina de Poniente, puede serle arrebatado por Jon Snow/Aegon Targaryen.

Jorah Mormont

Es hábil e inteligente, pero al mismo tiempo dependiente de su reina. A pesar de su amor no correspondido por la reina Daenerys, él decide seguirla y permanecer cerca de ella para protegerla a toda costa hasta el final.

En general, las personas con el trastorno de personalidad dependiente eligen parejas con personalidades fuertes, a menudo narcisistas, que adoptan comportamientos dominantes hacia ellos y que, en algunos casos, pueden convertirse en abusadores (este no es el caso).

El temor de perder a esa persona, de ser abandonado y quedarse solo, típico del trastorno de personalidad dependiente, hace que estas personas sean víctimas potenciales de manipulación y abuso. Les resulta difícil expresar el desacuerdo y tomar decisiones independientemente de los demás al sentir miedo y pánico solo ante la idea de hacer algo por su cuenta, sin la ayuda de nadie.

Arya Stark

La niña de la primera temporada, que ya tenía claro que ella no era “una dama”, ya no existe. La vida la ha puesto ante tantos desafíos que la han alejado más y más de la versión deseada por su madre, Catelyn Tully-Stark. Cuando Arya regresa a casa, desconfía de todos, incluso de su propia familia, acostumbrada a pensar siempre en lo peor, a dudar de todos y obsesionada con la venganza.

Estas características nos han hecho querer a Arya pero, para el psiquiatra Velásquez, no hay duda de que esto la vincula con el trastorno de personalidad paranoica.

Los sujetos con esta personalidad piensan que los demás van a traicionarlos, dañarlos y engañarlos, incluso sin ninguna evidencia para justificar estos pensamientos. Están preocupados y comienzan a juzgar el comportamiento de los demás de una manera meticulosa, esperando siempre lo peor; apenas confían o intiman con los demás, ya que temen que otros puedan usar cualquier debilidad contra ellos.

Las personas con este trastorno guardan rencor por largos períodos y no están dispuestas a perdonar el más mínimo error. Solo piensen en Arya y en su “lista de la muerte” que la acompaña a lo largo de su viaje: en varias ocasiones, la vemos quedarse dormida repitiendo en voz alta los nombres de todas las personas que va a matar para satisfacer su sed de venganza. Obviamente, no podemos decir que Arya nació siendo así, sino que las circunstancias de la vida la han llevado a ser tan cautelosa con la vida.

Joffrey Baratheon

Terminamos con Joffrey Baratheon. Dada su corta edad, podemos decir que tiene los síntomas asociados con el trastorno de conducta debido a su tendencia a ser agresivo y prepotente:

  • La voluntad y el placer de intimidar a los demás;
  • Una cierta crueldad y placer en infligir sufrimiento físico a otros;
  • El uso de armas u otros objetos para causar daño físico a otros (como cuchillos, palos).

¿Recordás cuando su tío Tyrion Lannister metió a dos mujeres jóvenes en su habitación? Lo que sucedió no fue muy agradable para las dos chicas que fueron amenazadas con una ballesta por el rey y se vieron obligadas a lastimarse físicamente.

El trastorno de la conducta es habitual en la niñez y la adolescencia y, en la edad adulta, tiene características similares al trastorno de personalidad antisocial que se caracteriza por una actitud de desprecio, indiferencia y violación de los derechos. La persona con trastorno antisocial exhibe su hostilidad y/o comete agresiones físicas y tiende a manipular a los demás.

Psicólogos
Linkedin
Escrito por

Dra. Guendalina Giurso

Bibliografía

DSM-V Manual diagnóstico y estadístico de trastornos mentales.

"Juego de Tronos" de psicoanálisis, José J. Mendoza Velásquez, MD; Bernardo Schubsky; Mariana lopez mejia

Juego de Tronos, series de televisión.

Artículo escrito por la Dra. Guendalina Giurso, registrada en la Orden de Psicólogos de Lombardía.

Dejá tu comentario