Escucha activa: consejos para desarrollarla

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

La escucha activa es fundamental para trabajar las relaciones interpersonales. Esta herramienta es útil para resolver conflictos. Te enseñamos a practicarla en el día a día.

18 ABR 2019 · Lectura: min.
Escucha activa: consejos para desarrollarla

¿Qué es la escucha activa? 

Es una forma de conectarte con aquellas personas a quienes querés ayudar.  Es una herramienta que bien utilizada tiene un gran  poder curativo sobre la persona que está siendo escuchada. Con la escucha activa estarás ofreciendo tu atención de manera libre e ininterrumpida a quien habla.  No es una tarea fácil, porque requiere de que pongas toda tu atención, tu interés y tu conciencia a disposición del otro. 

La mayoría de nosotros estamos más pendientes de hablar que de escuchar. No estamos preparados para este don, porque está comprobado científicamente que al oírnos a nosotros mismos se activan ciertas áreas del cerebro, por lo que nos resulta mucho más placentera esta actividad que molestarnos en oír a los demás.  

Si querés saber si practicas la escucha activa, tenés este test:

¿Cómo practicar la escucha activa?

Aquí te dejamos algunos consejos para desarrollar la escucha activa y poder ayudar a aquellos que necesitan ser escuchados. 

  1. Concentrate la otra persona. Pensá que tu interlocutor es tu prioridad, tratá de no distraerte con el celular, no pensar en tus preocupaciones diarias, y sobre todo No interrumpas con comentarios que creas que se relacionan con lo que te están contando.
  2. Mantené el contacto visual y controlá tu lenguaje corporal. Lo que hacemos con nuestro cuerpo, sin necesidad de hablar, significa más del 90% de lo que queremos transmitir cuando nos comunicamos. Manteniendo tu mirada en el otro evitarás darle falsas señales de distracción generando la confianza que necesita para sentirse escuchado. 
  3. No prejuzgues. No llegues a conclusiones apresuradas en relación a lo que te están contando. No hagas comentarios mientras te están hablando, aunque pienses que es muy pertinente lo que querés aportar, hacé un esfuerzo y esperá a que la persona termine lo que quiere decirte. Y sobre todo no pienses desde tus creencias sino tratá de ponerte en el lugar de quien te está hablando, aunque no piense como vos.
  4. Aprovechá los silencios. A veces es más importante lo que se calla que lo que se dice. Como dice el dicho "un silencio vale más que mil palabras". Tratá de comprender esos silencios  de la otra persona, no la interrumpas cuando hace una pausa, ese momento seguramente será muy valioso para entender lo que le está pasando.  
  5. Parafraseá su discurso. Si bien es importante no interrumpir, también lo es que no te quedes sin decir nada cuando la otra persona está esperando un comentario de tu parte. Con la práctica irás ejercitando esto. Si te quedás sin decir nada en el momento en que esperan tu respuesta, podés confundir al otro,  haciéndolo sentir que no estás entendiendo lo que dice, o peor aún, que no te importa. Parafrasear es algo parecido a un eco, repetir las últimas palabras de tu interlocutor lo hará sentirse escuchado y valorado. Repitiendo sus palabras y agregando tus propios consejos empezarás a desarrollar la escucha activa eficaz para ayudar al otro. 
  6.  No hables de vos mismo.  No lleves la conversación hacia tu terreno para dar ejemplos ni consejos. No hables de vos, dejá de lado el egocentrismo natural del ser humano. Por lo menos por un momento. Mejor será que te intereses por el otro, con preguntas acerca de cómo se siente, qué tiene pensado hacer para resolver el problema, cuáles son las posibilidades que se plantean frente a tal conflicto. Evaluar los pro y los contras de cualquier solución.

El propósito de la escucha activa es brindar ayuda a aquellos que necesitan manifestar sus sentimientos, preocupaciones y situaciones que les perturban. Sin embargo es importante que sepas que no vas a solucionar sus problemas ni hacer de sabio dando consejos. La idea fundamental de la escucha activa que es que el otro pueda comprender sus propios sentimientos y llegar a conclusiones propias para salir de situaciones que le afectan. A la vez que mejorarás tu capacidad de comunicación con los demás, dejando de lado tu propio yo y siendo útil a tu entorno.

Psicólogos
Linkedin
Escrito por

Mundopsicologos.com.ar

Dejá tu comentario
1 Comentarios
  • Marcela noriega

    Quiero saber más sobre la escucha activa.