De la ansiedad normal a los trastornos de ansiedad

Llamamos trastorno a la alteración en el equilibrio psíquico y anímico de una persona, acompañado de pérdida de funcionalidad en lo cotidiano, por exceso de ansiedad en los que describiremos

23 MAY 2019 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

De la ansiedad normal a los trastornos de ansiedad

La ansiedad es la manifestación física de la angustia: afecto displacentero con descargas motoras y la percepción de las mismas -sensaciones somáticas- a las que nombramos como ansiedad.

Hablamos de trastorno de ansiedad cuando preocupaciones, miedos, respuestas desproporcionadas a situaciones que impactan -estrés- interfieren en la vida cotidiana: trabajo, familia, relaciones personales.

Indicadores principales de:

1- Trastorno de ansiedad

  • Preocupación, miedo
  • Ansiedad, angustia
  • Alteraciones de ritmo cardíaco y respiratorio
  • Agitación, fatiga
  • Sudor, temblores
  • Falta de concentración
  • Irritabilidad
  • Pensamientos no deseados

2- Trastorno de ansiedad generalizada (TAG)

  • Dolor de espalda y cabeza
  • Palpitaciones, temblores
  • Agitación, aturdimiento, fatiga, sudoración
  • Hipervigilancia
  • irritabilidad
  • Falta de concentración
  • Pensamientos que se imponen
  • Ansiedad, angustia, miedos intensos
  • Preocupación excesiva
  • Insomnio

3- Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)

  • Obsesión: pensamiento que se impone en la mente de la persona, más allá de su voluntad, dominándola.

Se presenta vinculada con:

  • Miedo a gérmenes, a enfermedades
  • Necesidad de organizar objetos de un modo específico
  • Comportamiento compulsivo, movimientos, palabras, acciones repetidas sin sentido
  • Análisis repetido de pensamientos
  • Culpa
  • Rituales
  • Hipervigilancia, Impulsividad
  • Miedo, ansiedad, angustia intensa
  • Depresión
  • Aislamiento social
  • Alteraciones del sueño y apetito
  • Ataque de pánico - aparece a veces-

4- Ataque de pánico (AP)

  • Ansiedad y angustia intensa
  • Sensación de descontrol del cuerpo, de desmayarse
  • Temblores,
  • Mareos, vértigo
  • Taquicardia
  • Respiración acelerada
  • Opresión o "nudo" en pecho, garganta y/o estómago
El tratamiento más adecuado es con medicación -ansiolíticos, antidepresivos- que permiten realizar el trabajo psicoterapéutico de contener lo actual y elaborar situaciones ansiógenas pasadas -llegando a las más primitivas inconscientes mediante hipnosis, transformándolas en positivo-.

PUBLICIDAD

Escrito por

Lic. Cristina Cubisino

Ver perfil

Bibliografía

Fuentes Consultadas:

"Inhibición, síntoma y angustia", S. Freud

"Ansiedad, angustia y neurosis", M. Sarudiansky

"Terapia cognitiva para desórdenes de ansiedad", D. Clark

Dejá tu comentario

PUBLICIDAD

últimas notas sobre ansiedad