Tratamiento cognitivo conductual en fibromialgia

La fibromialgia es una patología que afecta al sistema musculo esquelético pero se manifiesta desde el punto de vista psicológico con alteraciones del humor y ansiedad patológica.

12 DIC 2018 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

Tratamiento cognitivo conductual en fibromialgia

La fibromialgia es una afección crónica que afecta a los tejidos blandos en el sistema musculo-esquelético, muchas veces no advertida y devaluada; pero el dolor persistente que tienen estas pacientes afecta a su calidad de vida.

Actualmente se plantea múltiples causas como disfunciones en el sistema inmunitario, produce alteraciones en el ciclo del sueño, trastornos gastrointestinales (colon irritable), y desde el punto de vista psico-afectivo hay trastornos de ansiedad, depresión, alteraciones en la imagen corporal y baja autoestima. Genera un deterioro en la vida cotidiana, pues el cansancio y el dolor que presentan estos pacientes imposibilitan mantener un trabajo en relación de dependencia pues sus ausencias son frecuentes, La prevalencia es de mujeres comprendidas entre los 20 a 50 años es decir en la edad mas productiva de la persona.

Existen alteraciones en el campo cognitivo emocional donde hay fallas de funciones ejecutivas, sosteniendo problemas en la concentración, atención y memoria, que la mayoría de las veces se asocia al componente ansioso.

Por lo general estas personas sostienen atención a lo sensorial, este registro interno de síntomas las llevan a un círculo vicioso donde aumenta los estados anímicos disfóricos depresivos, son personas con bajo umbral al dolor, se manifiestan generalmente con desgano y fatiga, dolor en zonas puntuales que el reumatólogo señala para el diagnóstico, estados de tensión sostenida, cefaleas recurrentes, dolor músculo facial, disforia premenstrual, y trastornos del sueño (sueño no reparador o insomnio).

Es importante la derivación del reumatólogo al especialista en ansiedad, especialmente con encuadre cognitivo conductual, no solo para la adhesión farmacológica, sino que la psicoeducación y el manejo de la ansiedad y depresión con las técnicas específicas, se logra trabajar con este enfoque las creencias disfuncionales que actúan como disparadores de síntomas de activación y conductas de inhibición que agudizan el cuadro.

En la práctica clínica se observa comorbilidad con cuadros de ansiedad generalizada y preferentemente con depresión unipolar. La depresión es uno de los puntos principales del tratamiento, hay predominio de fatiga, lentitud de movimientos y procesamiento mental, Es frecuente encontrar en la anamesis de estas personas antecedentes de experiencias traumáticas infantiles (violencia física-psíquica e incluso abuso sexual infantil) se podría pensar como un elemento primigenio para el desarrollo de esta afección en la adultez. Es importante el trabajo del psicólogo cognitivo conductual con el equipo tratante, ya que son pacientes con estados emocionales que deben ser evaluados frecuentemente ya que por lo general son fluctuantes. La buena alianza terapéutica y el uso de herramientas específicas para el estrés deben ser de primera línea para un tratamiento eficaz.

PUBLICIDAD

Escrito por

Monica Arcas

Ver perfil
Dejá tu comentario

PUBLICIDAD

últimas notas sobre ansiedad