Cargas que paralizan

Muchos de nosotros hemos crecido creyendo que no podíamos y peor aún, que no podríamos nunca. Aquello que nos dicen se enquista de manera profunda y sólo nosotros podemos eliminarlo.

24 AGO 2021 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

Cargas que paralizan

Cuántas veces nos han dicho que no podemos, cuántas veces hemos recibido palabras que nos desalentaron y que no nos permitieron avanzar en nuestros proyectos, creyendo que éramos poca cosa. Que no teníamos lo que se necesita para estar a la altura de las circunstancias. Con qué pocas palabras nos han hecho creer que la vida, tal cual la soñábamos era para otros.

Y por años continuamos nuestro camino con esas palabras en nuestras espaldas, pero si bien aparentamos movernos en realidad no es así. Nunca avanzamos, somos meros espectadores de un escenario que otros viven...y disfrutan. Los éxitos, los buenos momentos son para otros, ajenos somos a todo aquello y no podemos más que mirar extasiados todo lo que nos rodea, como una buena película de cine, como la mejor serie del mundo donde los protagonistas se ven dichosos y con buena fortuna.

Pues eso, amigos míos, no es nuestra culpa. Creer en nosotros mismos no es tarea fácil, es algo que conformamos a través de las palabras y miradas de aquellas personas significativas en nuestras vidas, aquellas que ocupan un espacio relevante y que consideramos nuestra familia, nuestros amigos.

No podríamos pensar nunca que de ellos podrían venir palabras que pudieran dañarnos o que nos hicieran creer con una visión equivocada de nosotros mismos, una versión nuestra equivocada pero que hemos tomado a la perfección para ser ejecutada.

Tal vez es hora de comenzar a entender que aquello que cargamos nos termina hundiendo si no hacemos algo al respecto. Es hora de soltar, de dejar ir aquello que nos impide mostrar nuestras fortalezas. En el primer momento en que decidamos dar ese primer paso ya estaremos avanzado, tal vez aún no en el lugar que más deseamos pero sí más cerca de la meta. Y eso ya es un gran progreso.

¿Que pasaremos por momentos difíciles y que nos pondrán a prueba? ¡Seguramente! ¿Que no será tarea fácil poder deshacernos de esa carga tan abultada y dolorosa que cargamos hace tanto tiempo? ¡Por supuesto! Pero es momento de comenzar a ver por nosotros mismos, es momento de comenzar a ocuparnos de nuestro verdadero ser porque la vida, esta vida, sí es para nosotros y merece la pena ser vivida.

Referencias bibliográficas

Güell, Manuel y Muñoz, Josep. (2000). Desconócete a ti mismo. Programa de alfabetización emocional. Barcelona. Paidós.

Diana S. Rabinovich (s/f) Lectura de "Función y campo de la palabra y del lenguaje en psicoanálisis".

PUBLICIDAD

Escrito por

Lic. Marina Terzano

Ver perfil
Dejá tu comentario

PUBLICIDAD

últimas notas sobre autoestima